Gamereactor España. Aquí podrás ver los últimos tráilers de juegos, gameplay y entrevistas grabadas en los eventos mundiales del sector. Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Español
Gamereactor
artículos
Poppy Playtime

Hablemos de Poppy Playtime: el trasfondo de terror en la fábrica de juguetes

Analizamos la saga episódica de videojuegos de terror Poppy Playtime, sus influencias en el mundo de los videojuegos y las influencias que recibe.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ

¿Te gustan los videojuegos de terror? A mí nada. Reconozco que llevo fatal la idea de un videojuego en primera persona, con tu personaje vagabundeando por un escenario oscuro, esperando que llegue un buen jumpscare. Los videojuegos al estilo de Poppy Playtime no son precisamente modernos, de hecho siempre han formado parte del colectivo de la industria independiente, y un punto de lanzamiento para nuevos creadores. Pero el crecimiento de la industria y la necesidad en ocasiones de crear productos de manera rápida ha hecho que este género crezca como la espuma (y además a precios populares). Por supuesto, no hay que olvidar la creciente corriente de los streamings, que han popularizado este tipo de juegos por lo entretenido que es ver a alguien asustarse con ellos. Pocas cosas me han asustado y me han hecho reír más que ver a Rubius gritando con Five Nights at Freddy's.

El origen de Poppy

Pero ¿dónde está el origen de estos juegos? Como ya adelantaba, los videojuegos de terror han existido desde siempre. Por supuesto que Ghost and Goblins no da miedo si lo miras con los ojos de ahora, pero enciérrate en una habitación a oscuras y ponte a jugar al primer Resident Evil y sabrás lo que es el miedo a un perro zombie pixelado. No solo hablamos de Resident Evil, hablamos de Silent Hill, Alone in the Dark, Shadowman (una joya olvidada que pide a gritos un remake), y por supuesto, el que para mí es su verdadera inspiración Five Nights at Freddy's. Sé que muchos estaréis pensando que el origen de Poppy sería anterior, incluso señalando juegos como Outlast por desarrollarse en primera persona, pero dejad que me explique.

Poppy Playtime
Publicidad:

En sus primeros juegos, Five Nights at Freddy's explora mecánicas en primera persona "mixta", donde nosotros mantenemos esta perspectiva, pero manejamos elementos como cámaras de seguridad o monitores, pero el susto nos llega en primera persona cuando nos pilla el muñeco. Rara vez nos movemos en escenario abierto accediendo a distintas zonas, como sí ocurre en Poppy, pero hay algo otra cosa que sí les hace muy semejantes: la inocencia turbia. Un término que acabo de acuñar, pero que creo que lo describe perfectamente.

Five Nights at Freddy's nos cuenta la historia de una vieja pizzería que tuvo mucho éxito hace algunos años, pero ahora se encuentra en la ruina. Nosotros somos un guarda de seguridad que le toca hacer noche en el establecimiento y recibe instrucciones un tanto extrañas del guardia a quien sustituimos. No están mal las instrucciones porque básicamente los muñecos animatrónicos que amenizaban las cenas en los buenos tiempos ahora han enloquecido y nos quieren matar. De modo que preparaos para recibir sustos de muerte de un osito de peluche demoníaco.

Poppy Playtime
Publicidad:

El miedo a la oscuridad

¿Os suena de algo? El juego no solo consigue asustarnos con un susto repentino, sino que su atmósfera nos atrapa, nos traslada a nuestra niñez para revivir los miedos que hoy como adultos no nos atrevemos a rememorar. Al igual ocurre con Poppy Playtime, donde trasladan el horror de lo terrorífico a arquetipos infantiles, porque el juego lo que quiere es transformarnos de nuevo en niños asustados. Tan sencillo como el miedo a la oscuridad.

Además, en Poppy Playtime, como si de un Charlie y la Fábrica de chocolate moderno se tratara, exploraremos el sueño de todo niño: una fábrica de juguetes. Ese mundo de supuesta fantasía y diversión se ve inundado por el mundo real, el de los adultos, que lo convierte, como todo niño sabe, en un escenario de absoluto terror. Lejos del sueño de todo niño, la fábrica es un ecosistema industrial que, empujado por la codicia de los hombres, acabará convirtiéndose en un entorno diabólico, con Huggy Wuggy representando la inocencia convertida en un demonio vengador.

¿Por qué niños tan pequeños van por ahí con peluches de Huggy Wuggy?

Pues es una buena pregunta, la verdad. Desarrollar un juego en el que los mundos infantil y adulto se entremezclan de tal manera debe de ser bastante difícil. Por supuesto, la creación de ese universo parte de una premisa muy evidente: creamos una marca de juguetes y después la rompemos. Para ello, la gente de MOB Games llevó a cabo grabaciones de anuncios o mensajes de la empresa como si se tratara de una real. Por supuesto, el chiste se hacía solo. Ya que hemos creado los anuncios y el juego ha gustado, ¿Por qué no sacamos peluches de Huggy Wuggy?

Pues esa es la razón de que tu sobrino ande flipando con un muñeco que anoche intentó matarte. Porque el diseño de Huggy Wuggy es perfecto, porque sus colores, su aspecto, están creados como si fuera un muñeco real y, por tanto, a los niños les encanta. Esa es la razón de que durante todo el verano los hayas visto colgando de los puestos de las ferias de todo el país.

Poppy Playtime
¿Pero es que nadie va a pensar en los niños?

Claro, aquí empieza el problema. Padres que están hartos de escuchar a sus niños "quiero eso, quiero eso", que no conocen el lore detrás de lo que están comprando y se lo dan a sus hijos. Y de ahí vienen las quejas, ¿cómo pueden niños tan peques andar por ahí con algo que no saben qué significa? ¿Cómo pueden jugar a un juego tan violento, sangriento y que probablemente les destroce las próximas diez noches? Pues muy sencillo, habrá que tener más cuidado.

Recuerdo cuando yo era niño, que mi madre se negaba a que yo viera la película Alien, el Octavo Pasajero (peliculón). Y claro, era normal porque yo tenía seis años y no tenía ni idea de qué iba el asunto, salvo escuchar a chicos mayores hablar de la película. Y por eso no se traumatizó nadie, o habría sido así de no haberla visto con mi vecino. En resumidas cuentas, si el juego pone todas las barreras de clasificación posible y las consolas el control parental, lo único que podemos hacer los mayores es, quizá, estar un poquito más atentos a qué es lo que tienen los niños en sus manos.

Poppy Playtime

La siguiente entrega será Poppy Playtime Capítulo 2: Influencias del cine y la literatura en Poppy Playtime.

Contenido relacionado

0
Poppy PlaytimeScore

Poppy Playtime

ANÁLISIS. Autor: Claus Larsen

El fenómeno Poppy Playtime está aterrorizando y sorprendiendo a partes iguales, nos zambullimos y lo analizamos antes del lanzamiento del Capítulo 2.

Te puede interesar...



Cargando más contenido