Gamereactor España. Aquí podrás ver los últimos tráilers de juegos, gameplay y entrevistas grabadas en los eventos mundiales del sector. Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Español
Gamereactor
análisis
Trombone Champ

Análisis de Trombone Champ

Aparta Guitar Hero, aquí llega el nuevo aspirante capaz de acabar con la competencia.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio

Cuando Guitar Hero estaba en pleno apogeo, se bromeaba sobre lo divertido que habría sido ver juegos de ritmo en los que tuviéramos la oportunidad de tocar otros instrumentos más extravagantes, como la tuba, las castañuelas o los bongos (vale, Donkey Konga hizo realidad esto último). Por supuesto, nadie lo pedía demasiado en serio, pero quién iba a imaginar que más de quince años después del lanzamiento del exitoso título de Harmonix, llegaríamos a disfrutar de algo como Trombone Champ. Una propuesta que tiene tanto de coña como de pura brillantez. Sin lugar a dudas, una de las experiencias de juego más imprescindibles del año.

Porque nunca antes se había visto a un torpe trombonista virtual destrozar así la Obertura de Guillermo Tell de Gioachino Rossini. El resultado suele variar entre desagradable y un sonido que roza el pedorreo, por lo que Trombone Champ es muy difícil de tomar en serio. Se trata de una obra claramente concebida como un entretenimiento desenfadado. Pero detrás de todas las risas y la extravagancia hay también un juego de ritmo sorprendentemente competente y bien desarrollado que requiere un brazo rápido y bien entrenado, además de sentido del ritmo, para tener éxito.

Trombone Champ
Una estética simpática y simplona que se adapta perfectamente al tono de la obra.

Por lo que respecta a la jugabilidad, Trombone Champ es agradablemente sencillo y el instrumento de viento es fácil de controlar moviendo el ratón hacia arriba o hacia abajo para simular las notas, y haciendo clic para simular el aire. Es cuestión de mantener el puntero alineado con las notas que se dirigen hacia ti en la pantalla. En resumen, el diseño es muy similar al de la mayoría de los otros juegos de ritmo más o menos conocidos del mercado y es increíblemente fácil adaptarse a él. Pero, al mismo tiempo, es maravillosamente difícil de dominar.

A diferencia de Guitar Hero o de muchos otros lanzamientos famosos del género, Trombone Champ no se basa únicamente en el ritmo y la coordinación, sino que es más bien un tema de afinación y precisión. Esto añade un inesperado grado de complejidad que, sorprendentemente, simula con exactitud el manejo de un instrumento de viento metal en la vida real, y se necesita mucha delicadeza para que el sonido fluya de forma suave y natural. La mayoría de las veces, el soplido se convierte en una auténtica parodia más que en una brillante interpretación musical.

Publicidad:
Trombone Champ
Después de tocar unas horas, serás todo un pro del viento metal.

En total, el título cuenta con 25 melodías clásicas, la mayoría de las cuales son de dominio público, con unas cuantas composiciones originales del propio estudio. God Save the King, la Quinta Sinfonía de Beethoven, la Obertura de Guillermo Tell y Take Me Out to the Ball Game son sólo algunos de los muchos ejemplos de canciones que podrás disfrutar, y el desarrollador Holy Wow ya ha mencionado que se añadirán varias piezas musicales nuevas en el futuro.

Por supuesto, también hay infinidad de objetos desbloqueables en el juego, que van desde cartas coleccionables de músicos más o menos famosos hasta nuevos trombones y personajes. Los puntos que se utilizan para ello se llaman Toots y se consiguen jugando. Cuanto mejor actúes con el trombón, más Toots obtendrás. Trombone Champ también esconde algunos ases más o menos bien escondidos en la manga que se revelan a medida que avanzas en el juego, y una misteriosa conexión entre los babuinos y los trombones que te da la oportunidad de descifrar.

Trombone Champ
El juego supone todo un reto para aquellos que se lo quieran tomar más en serio.
Publicidad:

En lo referente a los aspectos visuales de Trombone Champ, no parece que vaya a ganar ningún premio por sutileza técnica ni por diseño artístico innovador. El diseño es funcional y tiene el toque de humor adecuado para encajar con la sensación general simplona y boba que caracteriza a la propuesta. Fondos tipo collage con elementos cómicos que encajan bien con la música y personajes que recuerdan a los Mii de Nintendo, con dimensiones corporales exageradas y animaciones a menudo realmente graciosas. ¿Quizá lo que podría haber sido Wii Music en parte?

Puede que Trombone Champ sea el último lanzamiento meme de Internet, con todo lo que ello implica, pero más allá de todas las ventosidades y de los bocinazos, bajo la superficie humorística, encontramos una experiencia increíblemente humilde de la que es imposible no enamorarse. Un pequeño juego con grandes aspiraciones y un ingenuo envoltorio creado por dos profesionales que claramente tienen gran pasión por el género y por el medio. Trombone Champ es, con diferencia, la experiencia de juego más encantadora, risueña y maravillosa que puedes encontrar este año. Así que anímate, saca el trombón y hazlo sonar.

08 Gamereactor España
8 / 10
+
Maravilloso humor. Dinámica de juego divertida y exigente. Muchos extras.
-
Actualmente la selección de canciones es limitada. El estilo gráfico te encanta o lo odias.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

0
Trombone ChampScore

Trombone Champ

ANÁLISIS. Autor: Marcus Persson

Aparta Guitar Hero, aquí llega el nuevo aspirante capaz de acabar con la competencia.

Te puede interesar...



Cargando más contenido